Desde el principio, Häagen-Dazs® siempre se ha puesto como meta crear algo diferente y crear lo mejor al usar ingredientes finos dejándolos brillar por sí solos. Sabiendo que lo simple es lo mejor, nuestro fundador combinó sólo cinco ingredientes para crear sus primeros cinco sabores y sólo necesitó eso para crear algo extraordinario.
Hoy en día, cinco de nuestros sabores: Chocolate, Vainilla, Fresa, Café y Té Verde tienen sólo un ingrediente. Cada sabor que lanzamos está hecho con ingredientes amigables para la cocina. Nada de emulsificantes, gomas ni de cosas artificiales. La medida exacta de aire para no comprometer la densidad, la suavidad y la textura. Y sólo los mejores ingredientes posibles.

Cada porción que saboreas comprueba que cuando creas algo simple y puro pueden suceder cosas extraordinarias.